El Yoga es, ante todo y en general, un Arte, una Ciencia y una Filosofía de vida que integra al Cuerpo, la Mente y al Espíritu del Ser Humano para desarrollar la Educación Espiritual de éste. Luego, por intermedio del Samadhi o Plenitud, integra al Ser Humano con las fuerzas del Universo y su propia concepción del Todo o Ser Superior (Dios/es, Brahman, Dharma, lo Absoluto, etc.).

El Yoga también es Educación Espiritual y su meta es el Samadhi o Estado de Felicidad, Armonía y Plenitud, en el cual se trasciende la dualidad y se pasa a formar vivencialmente parte del Todo (Dharmachari Maitreyananda, Patrono de la Yoga Federation of India).

De esta manera, se debe desechar la idea de que el Yoga está limitado a las sesiones prácticas populares. Dado que el Yoga no es sólo una Clase Práctica, sino una Cultura que reúne y desarrolla todos los aspectos de la vida del ser humano. Y una Clase Práctica de Yoga no tiene estos objetivos.

Lo que comúnmente se conoce como Clase de Yoga, objetivamente es una Clase de Técnicas de Yoga, y no una Clase de Yoga propiamente tal, debido a que en una Clase o Sesión no se practica todo el Yoga o todo lo que involucra el Yoga, sino que se practican diversas Técnicas del Yoga de algún Estilo en particular y quienes las guían son Instructores y Profesores de Yoga. Esas Técnicas casi siempre son: Respiración, Posturas, Relajación y/o Concentración. Sin embargo, estas Técnicas de Yoga no son el Yoga en su totalidad.

Una Clase de Yoga es una instancia donde se Realiza Yoga siempre bajo la guía de un Maestro Autorizado de Yoga (no Instructor ni Profesor), pues es él quien sabe y ha Realizado el Yoga, por ello tiene ese Grado. En una Clase de Yoga se pueden practicar sólo una o varias Técnicas de un Método de Yoga o de varios. Una Clase de Yoga podría realizarse solamente con la práctica de la Meditación o sólo con la Técnica de Relajación. Una Clase de Yoga no tiene como requisito la práctica de Posturas y no necesariamente tiene una Estructura o Tiempo.

A pesar de esto, es común, que a las Clases de Técnicas de Yoga se les llame popularmente “Clases de Yoga”

Al igual que en Artes Marciales, donde los estudiantes van mejorando su práctica y adquiriendo niveles o “cinturones”, el Yoga tiene una graduación que ubica al practicante en un nivel determinado como estudiante de una disciplina y de su capacidad de comprensión y profundización en el conocimiento del Yoga. La Comunidad Mundial del Yoga reconoce 33 grados. Los primeros grados más populares y a los que una persona accede es a Alumno o Practicante; luego si alguna persona desea profundizar y tomar un curso accede a los grados de Instructor de Yoga (grado técnico) y si desea seguir profundizando accede al grado de Profesor de Yoga (grado profesional); luego de algunos años de trabajar dando Clases prácticas de Yoga (10 años aprox.), los Profesores pueden acceder a los grados más avanzados como Master en Yoga (grado de perfeccionamiento en algún Estilo o Método de Yoga en particular, posgrado); si una persona desea comenzar a formar a otros Instructores de Yoga, debe acceder a formarse como Yogacharya (grado de Maestro de Yoga), este grado implica que la persona está autorizada por su Maestro y/o Linaje para dar Cursos de Yoga y también es un posgrado; también existen otros grados superiores como Grand Master y Grand Maestro de Maestros. Todos estos grados pueden adquirirse tomando cursos de perfeccionamiento y/o estando bajo la guía de un Maestro de Yoga Autorizado en la tradición Gurukula. Al mismo tiempo, los grados pueden perderse y/o bajarse cuando se incurre en alguna falta a la Ética del Yoga y cuando existen prácticas deshonestas o que atentan contra la integridad y salud de las personas.

Estos son los 33 Grados reconocidos en la Comunidad Mundial de Yoga y las funciones de cada Grado:

(Practican)
1) Principiante
2) Practicante
3) Practicante avanzado

(Ayudan)
4) Auxiliar de Instructor
5) Asistente de Instructor

Docentes (Dictan Clases Prácticas)
6) Preparador Físico en Yoga
7) Operador
8) Monitor
9) Instructor
10) Instructor Internacional
11) Instructor Superior
12) Entrenador/Técnico
13) Entrenador o Técnico Internacional
14) Profesor (Maestro de Yoga para los mexicanos)
15) Profesor Internacional
16) Profesor Superior o Senior

(Ayuda al Formador, pero no tienen capacidad formativa)
17) Profesor Formador

(Ayuda al Maestro, pero no tienen capacidad formativa)
18) Capacitador o Formador de Docentes de Yoga
19) Capacitador o Formador Internacional
20) Capacitador o Formador Superior

(Capacitan Profesores bajo la tutela y supervisión de un Grand Maestro)
21) Master en Filosofía del Yoga
22) Master en Especialización de Yoga (Master en Yoga)
23) Doctor en Filosofía de Yoga, Doctor en especialización
24) Maestro de Docentes de Yoga
25) Maestro de Capacitadores o Formadores
26) Maestro de Yoga, Yoga Master o Yogacharya
27) Maestro Superior o Doctor Honorario
28) Maestro Internacional

(Capacitan y Forman Formadores y Maestros bajo la tutela y supervisión de un Grand Maestro de Maestros)
29) Grand Maestro
30) Grand Maestro Internacional
31) Grand Maestro Superior

(Forman Docentes, Maestros y Grand Maestros haciendo de Guías Espirituales y Tutores)
32) Grand Maestro de Maestros
33) Grand Maestro Internacional de Maestros

Estos son los Grados históricos reconocidos por la Federación Internacional de Yoga. Sin embargo, en los países americanos esta información es comúnmente desconocida tanto por Instructores como Profesores. Esto puede deberse a problemas de traducción, por una formación deficiente fuera de los estándares internacionales o por simple desconocimiento.

El Instructor de Yoga es una persona que ha estudiado en un curso de Yoga las primeras Técnicas básicas que pueden enseñarse en una Clase práctica de Yoga. Su función es dar adecuadas Instrucciones de cómo ejecutar algunas de las Técnicas de Yoga que ha aprendido, sin profundizar en el Yoga en su totalidad, porque los cursos de Instructores de Yoga y los contenidos que se estudian están enfocados en aprender a dar clases prácticas de Yoga. Bajo la modalidad Europea los cursos de Instructores se ofrecen con un Programa de aprox. 6 módulos; bajo la modalidad Estadounidense son ofrecidos en horas, aprox. 200 hrs.; bajo la modalidad Tradicional de India o Gurukula es el Maestro del Linaje quien ubica al postulante en determinado Grado, esto puede llevar 1 semana o 30 años.

Por desconocimiento de los Grados que existen en Yoga, en ocasiones este término es confundido con el Grado de Profesor y son ocupados indistintamente generando de este modo, confusión en las personas que desean estudiar.

El Profesor de Yoga es una persona que al iniciarse en sus estudios puede tomar 2 caminos; primero haber estudiado un Instructorado de Yoga para luego pasar al Grado de Profesor; o ingresar directamente a un curso de Profesores de Yoga. El Profesor de Yoga tiene como función enseñar algunas Técnicas de Yoga más avanzadas, enseñar la Filosofía del Yoga y necesariamente practicar la Meditación todos los días en su práctica personal y en sus Clases. Por tanto, es un practicante que ha dedicado muchas más horas de estudio y práctica a su profundización en el Yoga. Bajo la modalidad Europea los cursos de Profesores se ofrecen con un Programa de aprox. 12 módulos; bajo la modalidad Estadounidense son ofrecidos en horas, aprox. entre 300 y 500 hrs.; bajo la modalidad Tradicional de India o Gurukula es el Maestro del Linaje quien ubica al postulante en determinado Grado, esto puede llevar 1 semana o 30 años.

Por desconocimiento de los Grados que existen en Yoga, en ocasiones este término es confundido con el Grado de Instructor y son ocupados indistintamente generando de este modo, confusión en las personas que desean estudiar.

Existe un tipo de Maestro de Yoga que tiene ese Grado por haber tomado uno o varios cursos, donde el requisito es haber obtenido previamente el Grado de Profesor de Yoga y aprobado en horas o en requisitos su curso de Maestro de Yoga. O bien existe un Maestro que ha estudiado un Método de Yoga, que tiene su maestría en ese Método en especial, pero no en otros. También existen Maestros de Yoga que han obtenido su grado bajo la modalidad Tradicional de India o Gurukula donde es el Maestro del Linaje quien ubica al postulante en determinado Grado, esto puede llevar 1 semana o 30 años de acuerdo con la capacidad de Comprensión, a la Actitud y a los Objetivos de cada persona.

El Maestro de Yoga o Yogacharya domina todas o la mayoría de las Técnicas de Yoga. Mientras que un Maestro de un Método de Yoga o de un Estilo de un Método de Yoga sólo domina ese Método o ese Estilo.

Para ser Yogacharya o Maestro de Yoga lo importante es que un Grand Maestro de Yoga con Linaje y Autorizado le haya nombrado como tal, porque ese Grand Maestro comprobó que aquel Profesor de Yoga llegó al Samadhi y es dueño de la Felicidad, la Armonía y la Paz Interior, por ello le entrega el grado de Maestro para que pueda enseñar a otros. Es por ello, que las personas con este grado son las que están capacitadas para poder formar o dictar cursos para Instructores y Profesores de Yoga.

Por ética del Yoga y por Grado un Instructor o un Profesor no pueden autonombrarse Maestros de Yoga y tampoco pueden dictar Cursos Profesionales de Yoga dado que a pesar de tener experiencia, no cuentan con la Autorización para tal función y por Grado no están capacitados para ejercer ese rol.

Una Escuela de Yoga es un lugar donde reside un Maestro o Grand Maestro de Yoga y enseña su/s Método/s de Yoga a sus discípulos o a quien quiere seguir sus Enseñanzas o Linaje. A esto en India se le llama Guru Kula (Familia o Escuela del Gurú). Esta tradición lleva existiendo aprox. 5.000 años y esta modalidad es la que asegura el traspaso directo de las Técnicas de Yoga.

Las Prácticas y Enseñanzas en una verdadera Escuela de Yoga se llevan a cabo los 365 días del año como una práctica regular y constante bajo ciertas normas propias de cada Linaje. A eso se le llama Sadhana. Otro requisito es que todo lo que se dicte, enseñe o se practique en una Escuela de Yoga debe ser enseñado por un Maestro de Yoga Autorizado, no por Profesores y mucho menos por Instructores de Yoga.

Por tanto, el 99% de los lugares donde se practica Yoga sólo son Centros, Studios, Empresas o Salas de Yoga. A pesar de que se utilice el nombre de “Escuela de Yoga” no se cumplen los requisitos explicados previamente. Por ejemplo, en un Centro de Yoga mayoritariamente hay clases prácticas de Estilos de Yoga y son dirigidas por Profesores o Instructores de Yoga. Comúnmente, los Instructores, Profesores o empresarios dueños de los Centros de Yoga no pertenecen a ninguna Entidad que regule el modus opedandi de las Clases o de Normas a seguir, por tanto, no están integrados y no son reconocidos por la Comunidad Nacional y Mundial del Yoga. Es común también que, en Centros, Studios o Salas de Yoga se realicen otras actividades físicas o terapéuticas diferentes a Yoga.

En una Escuela de Yoga las clases son dictadas por Maestros Autorizados y Registrados en las Entidades Nacionales e Internacionales del Yoga.

Una Escuela de Yoga Formal es reconocida por la Comunidad Mundial del Yoga por seguir las Normas y Estándares internacionales.

En una Escuela de Yoga, sólo se dictan Cursos de Yoga, Yogaterapia y/o Ayurveda y no otras actividades o disciplinas diferentes al Yoga. Por desconocimiento, se suele llamar Escuela de Yoga a Empresas, Salas o Centros de Yoga.

Un Centro de Yoga es una Empresa o Sala de Yoga donde se llevan a cabo mayoritariamente Clases Prácticas de Yoga o de Yogasanas. También se les llama Studios de Yoga. Son dirigidos por personas que tienen el grado de Profesores o Instructores de Yoga. En ocasiones, son dirigidos por empresarios y contratan a Profesores e Instructores de Yoga que dan las Clases Prácticas de uno o varios Estilos. En occidente se suele incurrir en el error de llamarles “Escuelas de Yoga”. En la pregunta anterior se aclara qué es realmente una Escuela de Yoga.

Un Curso de Yoga, en oriente y occidente, es una Capacitación Práctica y/o Teórica dictada en Módulos u Horas que le entrega herramientas Técnicas a una persona que quiere profundizar o dictar clases prácticas de Yoga o de un Estilo de Yoga. Tienen un inicio y una fecha determinada para finalizar. Tomar un Curso de Yoga implica que la persona aprenderá sólo algunas Técnicas de Yoga, comúnmente las más simples de enseñar y las más populares. No se aprende en un Curso Todo el Yoga, pues esta Disciplina requiere, como toda disciplina, años de estudio y de práctica bajo la guía correcta de un Maestro de Yoga Autorizado.

En Chile existen, comúnmente, Cursos de Instructores de Yoga. Menos masivos, los Cursos de Profesores de Yoga. Y desde 2017, Cursos de Yogacharyas o Maestría en Yoga, por algunas Escuelas Autorizadas.

Los Cursos de Yoga en Chile, mayoritariamente, están orientados a un Estilo en particular de Yoga como: Hatha Yoga, Ashtanga Vinyasa Yoga, Kundalini Yoga, Iyengar Yoga, Yoga Flow, etc. Esto casi siempre genera problemas de comprensión o confusión en los estudiantes o aspirantes al Grado, pues bajo estricto rigor una persona primero debería capacitarse en Yoga y luego especializarse en algún Estilo de Yoga en particular o varios.

Un error común, consiste en que un Instructor de Yoga que ha estudiado algún Estilo de Yoga en particular, por falta de estudio, por confusión o por poco conocimiento de quien lo capacitó, cree conocer todo el Yoga y/o que el Curso que tomó o lugar dónde estudió es el mejor de todos. Esto suele traducirse posteriormente en fanatismo y malos entendidos con otros Docentes de Yoga que han tomado otros Cursos y en otros lugares. Por ejemplo, cuando una persona estudia Hatha Yoga en determinada Empresa o Centro de Yoga, esa persona ha sido Capacitada en algunas de las Técnicas de Hatha Yoga y no en otras, por lo tanto, no conoce todo el Yoga y tampoco ha recibido capacitación de otros Estilos de Yoga. Dicha persona debe enseñar de manera Profesional, con Responsabilidad y con Respeto sólo lo que aprendió en su Curso y no imponer su Estilo de Yoga a otros Instructores.

Para poder elegir correctamente un Curso de Yoga, comúnmente, es difícil para una persona que está recién buscando capacitarse debido a que su experiencia estará basada sólo en Clases Prácticas, las Apreciaciones de otras personas o en la búsqueda de información o referencias en las Redes Sociales. Todo aquello no es suficiente, pues en una Clase Práctica sólo se practicarán Asanas o Posturas que es lo que un Instructor de Yoga ejecuta; las Apreciaciones de otros Instructores o personas estarán sesgadas por sus experiencias personales y gustos particulares; y las Referencias en las Redes Sociales siempre son subjetivas y pocas veces son certeras.

Para elegir un Curso de Yoga Profesional, Serio y Autorizado, con Reconocimiento Internacional y sobre todo dictado por Profesionales realmente capacitados el interesado debe darle importancia a los siguientes ítems: dirección de un Maestro de Yoga Autorizado; Supervisión de una Autoridad del Yoga; Certificación Nacional e Internacional de Instituciones reales como Asociaciones y Federaciones de Yoga; Registro de Alianzas de Yoga Nacionales; beneficios laborales a los Estudiantes; y Plan de Estudio Internacional.

ACHPY ofrece una sección dedicada a las Escuelas de Yoga que funcionan en territorio nacional que cumplen, a la fecha, con todos los requisitos citados anteriormente y que cumplen con estricto rigor las Normativas Internacionales para poder dictar Cursos de Yoga.

Una persona interesada en estudiar Yoga de manera seria y profesional debería descartar aquellos Cursos de Yoga que son dictados por Instructores y Profesores de Yoga, pues esos Grados no tienen el reconocimiento, la experiencia, ni la autorización para poder formar a otros, aunque se indique que el Instructor o Profesor tenga muchos años de experiencia. Debería descartar también aquellos Cursos de Yoga que anteponen el nombre de la Empresa o “Escuela” al Curso y no revelan quien lo dicta, pues los más trascendente de un Curso de Yoga es que debe ser dictado por un Maestro de Yoga Autorizado, debido que una Empresa de Yoga, independiente de su trayectoria, no asegura la Calidad en el traspaso de las Técnicas. También se deben descartar aquellos Cursos que evidencian desconocer la diferencia entre el Grado de Instructor y el Grado de Profesor de Yoga, utilizando indistintamente estas expresiones en su publicidad. También aquellos que indistintamente ofrecen Certificación de la misma Empresa que dicta el Curso o que no hacen diferencia entre Certificado y Registro. Por ejemplo, las Alianzas de Yoga o Yoga Alliances de cualquier país sólo pueden Registrar a los Docentes, no Certificarlos. Este error ocurre habitualmente en los países de América que al desconocer el funcionamiento institucional del Yoga a nivel mundial no diferencian entre una Certificación y un Registro.

Un Formación en Yoga es un proceso muy distinto a un Curso de Yoga. Una Formación no tiene tiempo de inicio o final, siempre es guiada por un Maestro de Yoga Autorizado y el enfoque es Formar a una persona en determinadas Prácticas y Hábitos. Este proceso tarda muchos años y es medible mediante la Actitud del Practicante ante determinadas situaciones. Cualquier persona puede estar en una Formación de Yoga independiente de su Grado obtenido previamente. Tanto un Instructor como un Grand Master de Yoga pueden internarse en una Formación de Yoga, sólo su Actitud determinará si su Grado sube, baja o se mantiene, sólo su Actitud evidenciará el proceso de avance en la Formación. Este tipo de Cursos son dictados en la tradición Gurukula y por Grandes Maestros de Yoga que pertenecen a un Linaje.

Es común, en los países occidentales confundir los términos Formación y Cursos. Es necesario saber que un Curso de Yoga no es una Formación, sino que es una Capacitación en algunas Técnicas de Yoga que permiten al estudiante desenvolverse luego como Instructor o Profesor de Yoga dependiendo del Curso que elija. Por lo mismo, una persona interesada en estudiar Yoga debería descartar aquellos Cursos de Yoga que son ofrecidos como Formaciones dado que un Curso que tiene inicio y término no cumple con los parámetros de una Formación que tiene inicio, pero no tiene fecha de finalización.

No, el Yoga no es una Terapia de ningún tipo. Pero la Yogaterapia si es una Terapia que utiliza Técnicas de Yoga. La Yogaterapia siempre es considerada una Terapia Complementaria y no Alternativa.

La Yogaterapia es una Terapia Complementaria y no Alternativa que utiliza Técnicas de Yoga para otorgar bienestar y sanación física, mental y emocional. La Yogaterapia no es un Estilo ni un Método de Yoga, es una Terapia. Los Cursos de Yogaterapia deben ser dictados por Maestros Autorizados de Yogaterapia que además puedan evidenciar que han sanado a muchos pacientes utilizando las Técnicas de Yoga. No es requisito que un curso de Yogaterapia sea dictado por Kinesiólogos, Médicos o Profesionales de la Salud, pero sí es requisito que sea dictado por un Maestro de Yogaterapia que haya tenido éxito en la sanación real de personas con alguna patología.

Existe en la actualidad, tanto la Yogaterapia como la Yogaterapia Ayurvédica y el Yoga Terapéutico, todas estas disciplinas persiguen fines distintos y tienen bases y objetivos distintos.

No, el Yoga no es un Deporte. Pero el Yoga Deportivo si es un Deporte que utiliza Técnicas de Yoga y tiene siglos de antigüedad en Asia, Europa y América. Este Deporte al igual que cualquier otro Deporte tiene Campeonatos y Campeones Nacionales y Mundiales. El Yoga Deportivo además se subdivide en 6 Disciplinas: Yoga Atlético, Yoga Artístico Deportivo, Yoga Rítmico Deportivo, Yoga Dance Deportivo, Acroyoga Deportivo y Yoga Coreográfico.

Históricamente, el Yoga Deportivo se lleva practicando desde hace 2.000 años aprox. sus orígenes se remontan a la práctica de un deporte gimnástico tradicional en India llamado Mallakamb, donde el deportista realiza hazañas y contorsiones.

El Yoga Deportivo o Yoga Sports es un Deporte Federado, que obedece a un Reglamento Internacional. Es reconocido por el Comité Olímpico Internacional y por los Ministerios del Deporte Nacionales. Tiene siglos de antigüedad en Asia, Europa y América. Este Deporte al igual que cualquier otro Deporte tiene Campeonatos y Campeones Nacionales y Mundiales. Además, se subdivide en 6 Disciplinas: Yoga Atlético, Yoga Artístico Deportivo, Yoga Rítmico Deportivo, Yoga Dance Deportivo, Acroyoga Deportivo y Yoga Coreográfico.

Históricamente, el Yoga Deportivo se lleva practicando desde hace 2.000 años aprox. sus orígenes se remontan a la práctica de un deporte gimnástico tradicional en India llamado Mallakamb, donde el deportista realiza hazañas y contorsiones.

El Yoga Deportivo se basa filosóficamente en el Karma Yoga, en las enseñanzas de Valmiki (sobre como practicar cosas mundanas, pues todo lo mundano es espiritual) y en las enseñanzas del Bhagavad-Gita relacionadas a la competición. Un jugador de Yoga Deportivo entiende que toda la Vida es una competición continua con uno mismo y con todo lo que nos rodea, donde cada acto nos integra o desintegra con lo demás.

El Yoga Deportivo, es una contribución única a toda la humanidad, pues es el único Deporte fundamentalmente espiritual en el que se evalúan la Espiritualidad (plano Sentimental y Emocional) y la Actitud Correcta en la acción del individuo dentro de una competencia basada en el respeto y la sana convivencia.

El Yoga Deportivo es considerado como el Arte supremo de dominar los Sentimientos en una Competencia. En este Deporte no gana el más flexible, sino por el contrario aquel que domina sus Sentimientos.

Por lo mismo, un ganador de este Deporte siempre será aquel que domina sus Sentimientos y Emociones por sobre el dominio físico. En Yoga esto es llamado “Entrenamiento Espiritual”, que cosiste en un entrenamiento interno y personal que ayuda al deportista a entender la vida desde el juego, a competir con alegría y jamás buscando ser el ganador o sobresalir, sino precisamente lo contrario, cambiar la estructura mental que domina al competir, sea en este Deporte, en otro o en la vida cotidiana.

Esto es muy difícil de comprender, no sólo para quien no practica Yoga, sino también para los propios Instructores y Profesores de Yoga de occidente, pues comúnmente carecen de Educación Espiritual.

Un Club de Yoga, es una Organización Deportiva con Personalidad Jurídica conformada bajo la ley 19.712 del Deporte de la República de Chile. Por lo mismo su funcionamiento se rige bajo la estricta supervisión del Instituto Nacional del Deporte, IND.

Los Clubes de Yoga conformados en Chile deben estar afiliados a la Federación Chilena de Yoga Deportivo, FECHYDE para poder ser considerados Clubes oficiales y que están autorizados para enseñar estandarizadamente tanto Yoga como Yoga Deportivo de manera Profesional.

Por un lado, una Federación de Yoga es una Organización Nacional o Internacional con Personería Jurídica de derecho privado, conformada por otras Organizaciones de la disciplina, comúnmente Asociaciones de Yoga, pero también puede agrupar a Centros y Escuelas de Yoga del territorio. El objetivo de una Federación de Yoga es coordinar y dirigir el ordenamiento institucional del Yoga de un país, de un continente o de todo el mundo. Otro objetivo de una Federación de Yoga es supervisar, regular y estandarizar la práctica del Yoga dentro de un territorio en particular o de varios. Una de las características claves de una Federación de Yoga es que abogan por la enseñanza Laica y profundamente Profesional del Yoga para que de esta manera todas las personas del mundo, independiente de su género, creencia, edad o condición psicofísica puedan practicar las Técnicas de Yoga y no correr ningún riesgo físico o riesgo de verse involucradas en una secta religiosa que utilizan las Técnicas de Yoga para atraer adeptos. Chile de hecho, ya cuenta con una Federación Nacional de Yoga, al igual que Argentina, Uruguay, México, EE.UU, España y muchos otros países de Europa y Asia, incluso la misma India.

Por otro lado, una Federación Deportiva de Yoga o Federación de Yoga Deportivo/Yoga Sports es una Organización Deportiva nacional o internacional con Personaría Jurídica de derecho privado, sin fines de lucro cuyo objetivo es procurar el desarrollo de su Deporte en cuestión, el Yoga Deportivo, coordinar actividades deportivas y ser los representantes de la Disciplina ante autoridades y ante otras Organizaciones Deportivas Nacionales e Internacionales. Una Federación Deportiva está conformada por otras Organizaciones Deportivas como Asociaciones Deportivas y/o Clubes Deportivos. En Chile existe la Federación Chilena de Yoga Deportivo conformada bajo la Ley 19.712 del Deporte de la República de Chile. Por lo mismo su funcionamiento se rige bajo la estricta supervisión del Instituto Nacional del Deporte, IND y por el Comité Olímpico de Chile, COCH. Muchos países americanos, europeos y asiáticos tienen Federación de Yoga Deportivo o Yoga Sports y la entidad que gobierna a nivel mundial este Deporte es la International Yoga Sport Federation.

Revisar este link:https://www.internationalyogasportsfederation.org/

La Federación Chilena de Yoga Deportivo, FECHYDE es una Organización Deportiva nacional con Personaría Jurídica de derecho privado, sin fines de lucro y cuyo objetivo es promover el desarrollo de su Deporte en cuestión, el Yoga Deportivo o Yoga Sports y sus 6 disciplinas a saber: Yoga Atlético, Yoga Artístico Deportivo, Yoga Rítmico Deportivo, Yoga Dance Deportivo, Acroyoga Deportivo y Yoga Coreográfico. Otro objetivo de FECHYDE es coordinar actividades deportivas y ser los representantes de la Disciplina ante autoridades y ante otras Organizaciones Deportivas Nacionales e Internacionales.

La Federación Chilena de Yoga Deportivo, FECHYDE reúne a todos los Clubes de Yoga legalmente constituidos del país y está conformada bajo la Ley 19.712 del Deporte de la República de Chile. Por lo mismo su funcionamiento se rige bajo la estricta supervisión del Ministerio del Deporte, MINDEP, del Instituto Nacional del Deporte, IND y por el Comité Olímpico de Chile, COCH.

La Federación Chilena de Yoga Deportivo, FECHYDE no rige ni agrupa a los Centros o Escuelas de Yoga del territorio nacional, pues FECHYDE sólo rige y norma el Yoga Deportivo Profesional que se juega en Chile. Y es la entidad que representa al país en los Campeonatos Mundiales de Yoga Deportivo. Esto quiere decir que sólo incide en el correcto funcionamiento de los Clubes de Yoga asociados. Supervisa y organiza los Campeonatos nacionales de las distintas disciplinas del Yoga Deportivo y no tiene ninguna incidencia en el funcionamiento de los Centros, Escuelas o Empresas de Yoga.

Sobre lo mismo, Chile ya cuenta con Campeones Regionales, Nacionales y Mundiales de las distintas Disciplinas del Yoga Deportivo.

Una Asociación de Yoga es una Organización Civil o Deportiva, con Personalidad Jurídica de derecho privado, sin fines de lucro y conformada bajo las Leyes de los Ministerios de Justicia o Ministerios de Deportes de cada país.

En Chile las Asociaciones de Yoga están reguladas por la Ley 20.500 del Ministerio de Justicia y las Asociaciones de Yoga Deportivo están reguladas por la Ley 19.712 del Ministerio del Deporte.

Las Asociaciones de Yoga reúnen, agrupan y representan a sus Asociados (personas naturales) ante las autoridades y organizaciones nacionales e internacionales del Yoga y de otras disciplinas. La afiliación a una Asociación de Yoga es siempre libre, personal y voluntaria.

Las Asociaciones de Yoga y sus Asociados pueden ejercer sus derechos y contraer obligaciones civiles. Y también son representados de manera judicial y extrajudicialmente ante situaciones que lo ameriten.

En Chile existe la Asociación Chilena de Profesores de Yoga (achpy.cl) que se dedica a reunir y representar a todos los docentes de Yoga (Instructores y Profesores) chilenos y extranjeros residentes en Chile de todos los Linajes, Métodos y Estilos de Yoga que cumplan con algunos requisitos mínimos para adquirir la condición de Socio y gozar de todos los beneficios académico-laborales nacionales e internacionales que ACHPY ha gestionado en acuerdo con otras Asociaciones de Yoga fuera del territorio nacional.

También, existen la Asociación Chilena de Yoga Iyengar que reúne y representa a Docentes de Yoga del Estilo Iyengar (acyi.cl) y la Asociación de Profesores de Kundalini Yoga de Chile que reúne y representa a Docentes de Yoga del Estilo Kundalini creado por Yogi Bhajan (apky.cl).

La Asociación Chilena de Profesores de Yoga, ACHPY es una Organización Civil, con Personalidad Jurídica de derecho privado, sin fines de lucro y conformada bajo la Ley 20.500 del Ministerio de Justicia de la República de Chile.

La Asociación Chilena de Profesores de Yoga, ACHPY reúne, agrupa y representa a todos los Docentes de Yoga, Instructores y Profesores, chilenos y extranjeros residentes en Chile de todos los Linajes, Métodos y Estilos de Yoga que cumplan con algunos requisitos mínimos para adquirir la condición de Socio y gozar de todos los beneficios académico-laborales nacionales e internacionales que ACHPY ha gestionado en acuerdo con otras Asociaciones de Yoga fuera del territorio nacional.

La Asociación Chilena de Profesores de Yoga, ACHPY representa a sus socios ante las autoridades y organizaciones nacionales e internacionales del Yoga y de otras disciplinas.

Una de las funciones de esta Asociación es entregar los Carnet Profesionales de Yoga a todos los Docentes de Yoga que se han graduado de las Escuelas de Yoga acreditadas del país y que cumplen con los parámetros exigidos por la International Yoga Federation I.Y.F. Aquel documento tiene como beneficio que los Docentes de Yoga de Chile tendrán reconocimiento laboral en otros países para que puedan desempeñarse laboralmente tanto dentro como fuera del territorio nacional. También es una Credencial para obtener descuento en los eventos y cursos de Yoga nacionales. Otra de las funciones de ACHPY es mantener un registro público y actualizados de los Docentes de Yoga que son Socios Activos y Adherentes de esta institución.

Visite:www.achpy.cl

Una Alianza de Yoga o Yoga Alliance es una Organización Nacional con o sin fines de lucro y de cualquier país, que dedica sus labores a mantener un Registro Público de los Docentes de Yoga que cumplan con determinados requerimientos internacionales o impuestos por la misma institución.

Un Docente de Yoga debe siempre obtener Registro en la Alianza o Alliance de su país, pues esos son los límites de operación de cualquier institución de estas características.

Existen muchas Alianzas de Yoga o Yoga Alliance en el mundo, por ejemplo en EE.UU, Canadá, Argentina, México, Colombia, Brasil, Australia, U.K. Francia, India y también en Chile. Ninguna de estas instituciones es más importante que la otra, aunque su nombre indique que es Internacional, pues sus funciones siempre estarán limitadas a Registrar a los Docentes de Yoga de su territorio. Es un error frecuente, en los países occidentales, creer que una determinada Alianza o Alliance es la más importante o es una organización líder, pues todas ellas tienen una única función que es Registrar a los Docentes de Yoga de su territorio. Otra confusión frecuente es creer que una Alianza o Alliance puede Certificar un Curso o Certificar a un Docente de Yoga, pues la función de ésta es Registrar y no Certificar.

Estos errores suelen ocurrir debido, muchas veces, a la ignorancia de los Formadores y Docentes con respecto a la Institucionalización de Yoga a nivel mundial. Comúnmente se suelen confundir y usar indistintamente los términos: Registro, Certificación, Graduación, Formación, Acreditación, Diploma o Reconocimiento. Cada uno de todos estos términos tiene un uso particular y específico dentro de la Comunidad Mundial de Yoga. Por lo mismo, es menester que todos los Docentes serios y profesionales de Yoga las puedan distinguir y utilizar correctamente y así evitar ser víctimas de engaños y publicidad engañosa referida a Cursos y Certificaciones.

En el mundo existen Alianzas o Alliance que funcionan como Fundaciones o Corporaciones sin fines de lucro, pero que en lo concreto son Empresas Lucrativas, que ofrecen o venden reconocimiento internacional sin poder objetivamente cumplir con dicho Beneficio, debido a que constitucionalmente están imposibilitadas para hacerlo.

Una Alianza o Alliance no puede Certificar a una Escuela de Yoga, pero sí puede Registrarla. Una Alianza o Alliance no puede Certificar a un Docente de Yoga, pero sí puede Registrarlo.

Sobre esto, un error común es creer que un Docente Registrado en alguna Alianza o Alliance ha adquirido una Certificación Internacional. Otro error común, es creer que una Escuela de Yoga Registrada en alguna Alianza o Alliance ha adquirido una Certificación Internacional. Otro error, cercano a la publicidad engañosa, es creer que una Escuela de Yoga Registrada, sólo por el hecho de tener Registro, puede ofrecer Registro a sus egresados indicando que también estarán Registrados (o Certificados en el leguaje popular). Todas estas creencias no tienen asidero en la realidad institucional del Yoga mundial. Por ello es importante, estar en contacto permanente con las Instituciones legales del Yoga y no solamente con Centros o Escuelas que en lo concreto son sólo Empresas.

En Chile existe la Alianza Chilena de Yoga o Yoga Alliance Chile y es la organización encargada de Registrar Gratuitamente a todos los Docentes de Yoga de todos los Grados, Linajes, Métodos y Estilos que cumplan con algunos requisitos internacionales referidos a los Contenidos cursados y del lugar de Egreso. Su única función es llevar un Registro Público de docentes de Yoga que han estudiado bajo estándares internacionales y en Escuelas autorizadas. Su función no es Certificar.

La Alianza Chilena de Yoga ALCHY o Yoga Alliance Chile es una Organización Civil, con Personalidad Jurídica de derecho privado, sin fines de lucro y conformada bajo la Ley 20.500 del Ministerio de Justicia de la República de Chile. Es la organización encargada de Registrar a todos los Docentes de Yoga de todos los Grados, Linajes, Métodos y Estilos que cumplan con algunos requisitos internacionales referidos a los Contenidos cursados y del lugar de Egreso. Otra de sus funciones es ofrecer un Registro Público y online de todos los Docentes Registrados en Chile. En ningún caso su función es Certificar.

A la fecha la Alianza Chilena de Yoga o Yoga Alliance Chile ha registrado alrededor de 700 Docentes de Yoga del territorio nacional. Y es este Registro nacional el que permite que estos Docentes obtengan el beneficio internacional de ser reconocidos como tales por las Alianzas de otros países con los que Yoga Alliance Chile ha firmado acuerdos de reconocimiento multilateral. Y de esta manera, los docentes chilenos pueden desenvolverse laboralmente y sin mayores problemas en otros países.

Un Docente Profesional de Yoga siempre será reconocido y Registrado en la Yoga Alliance de su país y si no lo está debe realizar las convalidaciones requeridas para estarlo.

La Federación Internacional de Yoga es una Institución sin fines de lucro. Fundada en 1987, que representa a la Comunidad Mundial de Yoga y difunde las enseñanzas de Yoga de todas las Tradiciones, apoyando la Diversidad, la Armonía y la Integración de los Métodos y Estilos de Yoga en el Mundo.

La Federación Internacional de Yoga, en la actualidad, es la organización de Yoga más grande del Mundo. Integra a miles de Organizaciones de Yoga de todos los continentes y por ende a millones de Yoguis, Practicantes, Escuelas y Centros. Una de sus misiones es difundir el programa mínimo de formación de Docentes de Yoga.

Desde su fundación en 1987, ha hecho hincapié en la Tolerancia multilateral, la Integración, el Respeto, la Amistad, la Sensibilidad y la Participación de todos los diferentes Métodos de Yoga en plano de Igualdad dentro de la Comunidad Mundial de Yoga.

Es por esta razón que es muy importante que todas las Organizaciones Civiles de Yoga de un Territorio estén integradas a la I.Y.F., hacerlo implica que un país está integrado a la Comunidad Mundial del Yoga, el no hacerlo margina a los países a estar al tanto de las Normativas, Exigencias, Deberes y Actualizaciones de la Disciplina y su funcionamiento en la Sociedad en general y expone a los países aislados a publicidad engañosa de Empresas que lucran con los Registros y Certificaciones aprovechándose del desconocimiento general que existe sobre estos temas en los neófitos e incluso en los mismos Docentes de Yoga que han estudiado en Centros no autorizados.

Visite:www.federacioninternacionaldeyoga.org

Un Linaje es una línea ininterrumpida de Maestros y Discípulos que se trasmiten Técnicas y enseñanzas milenarias. Estos Discípulos, a su vez y con la autorización de su Maestro, luego se transforman en Maestros que por supuesto tendrán Discípulos.

La enseñanza en Yoga no es académica, sino de tradición oral de Maestro a Discípulo en forma directa. El Discípulo aprende la Técnica de su Maestro y luego la trasmite. El Yoga se basa en la experiencia directa y práctica de las Técnicas, no en el saber de los libros (y como ocurre en la actualidad, tampoco se aprende por la información de internet). Las Técnicas no se aprenden con libros, sino con la práctica diaria. Esto hace que el Linaje, que es una gran familia, garantice desde hace 5.000 años que las Técnicas de Yoga no se pierdan y sigan siendo las mismas por milenios.

Existen muchísimos Linajes de Yoga, son como un árbol, muchas ramas con un tronco en común.

Un Linaje para ser considerado Linaje debe tener miles de años, no se puede crear en cinco generaciones, ni nadie en vida se puede llamar creador de un Linaje. Pues los Linajes se heredan, no se hacen, crean o inventan.

Una persona puede ser parte de un Linaje cuando el Linaje acepta a dicha persona, no basta con autodenominarse seguidor, adepto o simpatizante de un Linaje. De esta manera, el Linaje puede seguir siendo transmitido correctamente.

Un Método de Yoga es un conjunto de Técnicas de Yoga que conducen al Samadhi.

En occidente, es muy común la confusión de términos entre Método y Estilo de Yoga. Esto puede deberse a errores de traducción o al desconocimiento del orden y estructura del Yoga a nivel mundial.

Un Método de Yoga siempre tendrá como finalidad el Samadhi, pues un Método de Yoga existe para ello. Es un camino en particular que utiliza determinadas Técnicas de Yoga que tienen como finalidad la Plenitud Espiritual de quien lo realiza. Un Estilo de Yoga no tiene esa finalidad.

Por ejemplo, el Hatha Yoga descrito por los Maestros Goraksha, Svatmarama y Gheranda es un Método de Yoga (no el Hatha Yoga de las Clases Prácticas contemporáneas). Y de él se desprenden muchos Estilos que hoy conocemos como Ashtanga Vinyasa Yoga, Bikram Yoga, Iyengar Yoga o Power Yoga. Todos estos son Estilos del Método Hatha Yoga.

Los Métodos de Yoga no se llevan a cabo en una Clase Práctica, dado que los Métodos son en su mayoría filosóficos. En una Clase Práctica siempre se está ejecutando algún Estilo de Yoga.

Los Métodos de Yoga son muchos, pero los Estilos son muchos más. Los Métodos de Yoga más conocidos son el Karma Yoga, el Jñana Yoga, el Bhakti Yoga, el Tantra Yoga, el Raja Yoga, el Purna Yoga o el Maha Yoga. Cada uno de estos desarrolla determinadas Técnicas de Yoga y no otras. Los Métodos de Yoga sólo pueden ser enseñados por un Maestro de Yoga Autorizado por su Linaje, no pueden aprenderse por libros o por simple adhesión.

Un Estilo de Yoga es una forma establecida por un Maestro con Linaje, para trasmitir un Método de Yoga.

Por ejemplo, del Método Hatha Yoga descrito por los Maestros Goraksha, Svatmarama y Gheranda (no el Hatha Yoga de las Clases Prácticas contemporáneas) se desprenden muchos Estilos de Yoga que hoy conocemos como Ashtanga Vinyasa Yoga, Bikram Yoga, Iyengar Yoga, Yoga Flow, Purna Vinyasa Yoga o Power Yoga. Todos estos son Estilos del Método Hatha Yoga.

En occidente, es muy común la confusión de términos entre Método y Estilo de Yoga. Esto puede deberse a errores de traducción o al desconocimiento del orden y estructura del Yoga a nivel mundial.

Un Método de Yoga siempre tendrá como finalidad el Samadhi, pues un Método de Yoga existe para ello. Un Estilo de Yoga no tiene esa finalidad, es decir una Clase de algún Estilo de Yoga no busca el Samadhi, sino que tiene otros objetivos como por ejemplo el Bienestar, el Ejercicio Físico, el Descanso o Relajación, la Corrección Postural, la Corrección de la Respiración, etc.

Es muy importante saber que, si un Docente de Yoga ha estudiado uno o más Estilos de Yoga, dicho Docente sólo sabrá del o los Estilos de Yoga que estudió, pero no sobre todo el Yoga.

Si bien el Yoga se conoce por sus Técnicas Psicofísicas, éstas no son su finalidad, pues estas Técnicas son sólo la base de un desarrollo espiritual. El objetivo del Yoga (no de una Clase de algún Estilo de Yoga) es y ha sido durante más de 5.000 años, el Espíritu.

En términos científicos o noológicos, los estados espirituales son nuestros Sentimientos y Pasiones que tienen como sostén la Emoción, nuestro mundo afectivo y estados anímicos; eso es nuestro Plano Espiritual o el Espíritu. La Tristeza, la Alegría o la Felicidad son Estados Espirituales y son Sentimientos, pues nuestro Espíritu está compuesto por Sentimientos. Por tanto, nuestro mundo interior o espiritual son nuestros Sentimientos. El Arte, por ejemplo, es noológicamente una disciplina Espiritual; el artista Siente y hace Sentir ese Sentimiento que nace como consecuencia de su obra y el Estado que surge de la misma, es Espiritual.

Es importante que una persona dedicada al Yoga comprenda que Espiritualmente, uno es lo que Siente; Mentalmente, uno es lo que Piensa; y Físicamente, uno es lo que Hace. Pero en ocasiones uno “Piensa y Hace” lo que no “Siente” y esto produce una constante insatisfacción, que nos lleva a la Tristeza, Ansiedad o Angustia, sobre todo si se carece de Educación Espiritual.

No se debe confundir el Plano Espiritual con el concepto de Alma o con un concepto místico o religioso, dado que el Plano Espiritual está compuesto sólo de nuestras Emociones y Sentimientos. Una persona Espiritual sería entonces una persona que tiene dominio evidente sobre sus Emociones, Sentimientos y Pasiones, o en otros términos, es una persona con Educación Espiritual. Una persona religiosa no necesariamente es Espiritual y una persona Espiritual no necesariamente es religiosa.

El Yoga, en general, existe y es practicado hace miles de años con el objetivo de tomar el control sobre nuestras Emociones, Pasiones y Sentimientos para poder tolerar las distintas adversidades de la vida cotidiana. Es por ello que el Yoga es considerado una disciplina Espiritual.